Programa de Desarrollo Emprendedor

Newsletter Newsletter 62 – Agosto 2017

Innovación y crecimiento en firmas jóvenes

agosto 16, 2017

A partir de una investigación del equipo Prodem, se determinó – entre otros resultados – que la innovación se relaciona positivamente con el crecimiento empresarial, algo aún más importante entre las empresas jóvenes. Además, se observó que las instituciones de apoyo a emprendedores no juegan un rol significativo dentro de las redes de estas empresas argentinas. Este trabajo fue premiado en el ICSB World Conference como el mejor paper 2017 de América del Sur. En breve lo publicará la CEPAL.

Con autoría de Sabrina Ibarra García, Juan Federico y Hugo Kantis, todos integrantes del Prodem, el trabajo se propone aportar evidencia empírica sobre la relación entre la innovación y el crecimiento en las firmas jóvenes en Argentina.

Para ello se plantearon las siguientes preguntas de investigación:

a) ¿Cuáles son las características que distinguen a las firmas jóvenes innovadoras de las empresas innovadoras maduras? ¿En qué medida las firmas jóvenes se relacionan con otras empresas e instituciones para compensar su falta de recursos y experiencia?

b) ¿Qué relación existe entre innovación y crecimiento empresarial? ¿En qué medida esta relación difiere según el tipo de actividad de innovación? ¿En qué medida esta relación difiere entre las empresas jóvenes y las maduras?

Y particularmente para las empresas jóvenes:

c) ¿En qué medida la relación entre innovación y crecimiento difiere entre las firmas jóvenes de diferente dinamismo?

d) ¿En qué medida la relación entre innovación y crecimiento empresarial difiere entre las empresas jóvenes de distintos sectores de actividad con distinto contenido tecnológico?

Luego, se desarrollaron las hipótesis a investigar:

Hipótesis 1: Las firmas jóvenes tienen estructuras menos formales de innovación y una plataforma de recursos y capacidades más limitadas al equipo emprendedor.

Hipótesis 1b: Las firmas jóvenes se vinculan más frecuentemente con otras empresas e instituciones para compensar su falta de recursos y trayectoria a la hora de innovar.

Hipótesis 2: La realización de actividades de innovación se asocia positivamente con el crecimiento empresarial.

Hipótesis 2b: La adopción de esfuerzos combinados de actividades de innovación afectará en mayor medida el crecimiento que la sólo incorporación de tecnología.

Hipótesis 3: La relación positiva entre la innovación y el crecimiento es mayor entre las empresas jóvenes que entre las maduras.

Hipótesis 4: La relación positiva entre innovación y crecimiento es mayor entre las empresas jóvenes más dinámicas.

Hipótesis 5: La relación positiva entre innovación y crecimiento es mayor entre aquellas empresas jóvenes de sectores con alto contenido tecnológico.

Para la determinación de la muestra a relevar, se usaron los datos de la base de la Encuesta Nacional de Dinámica de Empleo e Innovación (ENDEI), realizada conjuntamente por el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MINCyT) y del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS), con un total de 3.691 empresas manufactureras; 971 empresas de ellas (el 26%) fueron definidas como empresas jóvenes.

Actividades de innovación

Para analizar las diferentes actividades de innovación realizadas por las empresas, se agruparon las distintas opciones de respuesta que ofrece la encuesta en tres perfiles. El primero de ellos incluye a todas aquellas actividades que implican solamente la adquisición de tecnología. Esta categoría incluye la adquisición de maquinaria y equipos, hardware y software para innovación y la transferencia tecnológica.

Por otro lado están las actividades que implican la generación de conocimientos, incluyendo a la realización de esfuerzos de investigación y desarrollo (I+D) internos y la subcontratación de I+D externa. Finalmente, están las actividades que se orientan al desarrollo de capacidades de la empresa y sus recursos, es decir, la capacitación para introducir innovaciones, las consultorías y el diseño industrial e ingeniería (interna).

A partir de estos tres perfiles se construyeron cuatro categorías de conductas innovadoras de las empresas, mutuamente excluyentes:

–  Conductas modernizadoras: aquellas que sólo realizaron adquisición de tecnología, lo que desde cierta perspectiva podría considerarse más una modernización para no perder el paso que una innovación.

–  Conductas desarrolladoras: aquellas que concentraron sus esfuerzos sólo en la generación de conocimiento y/o el desarrollo de capacidades, es decir, actividades más intensivas en recursos humanos avanzados que en la adquisición de activos fijos o tecnologías incorporadas.

–  Conductas mixtas: aquellas que combinaron la incorporación de nueva tecnología con la generación de conocimiento o el desarrollo de capacidades.

– Conductas integradoras: aquellas que articularon los tres perfiles de actividades de innovación, sumando a la incorporación de tecnología, la generación de conocimientos y el desarrollo de capacidades.

Estrategias y estructura organizacional de soporte para la innovación

El perfil innovador de las empresas jóvenes debe ser entendido en el marco de la visión estratégica y el contexto organizacional de las firmas. Para analizar las estrategias se buscó caracterizar su comportamiento aplicando las técnicas de análisis factorial y de clúster mixto de correspondencias múltiples. Este análisis permitió identificar tres tipos de conductas estratégicas.

Un primer grupo se destaca por priorizar el desarrollo de nuevos mercados y contar con personal calificado para lograr el desempeño de la empresa, buscando ser líder y/o ser competitivo a nivel tecnológico. Para ello, realiza en forma rutinaria actividades de análisis y desarrollo de sus capacidades internas y de las oportunidades y amenazas del entorno (grupo de líderes basadas en el desarrollo de nuevos mercados: LIDERES TECNOLÓGICOS).

El segundo grupo de empresas se caracteriza por especializarse en ciertas tecnologías, incorporando tempranamente innovaciones desarrolladas por otras empresas y ofreciendo siempre productos nuevos. Estas firmas colocan más énfasis en el análisis del contexto que en el de las condiciones organizacionales internas (grupo de seguidoras especializadas en tecnología e innovaciones de terceros: SEGUIDORAS ESPECIALIZADAS).

Por último, un tercer tipo de empresas basa su desempeño en fidelizar clientes en base a su política de precios diferenciales, mantener el acceso exclusivo a proveedores de un insumo y a adquirir tecnologías sólo para conservar sus niveles de competitividad (grupo de defensoras del posicionamiento del mercado alcanzado: DEFENSORAS DE MERCADO).

En general, las empresas innovadoras de la muestra suelen llevar adelante estrategias de líderes tecnológicos o bien defensoras de mercados. Esto también se verifica entre las más jóvenes, aunque entre ellas es un poco menos frecuente la presencia de líderes tecnológicos, es decir, aquellas que basan su competitividad en la tecnología y el análisis riguroso del contexto y del ambiente interno de la empresa.

Como resumen: las diferencias entre las actividades de innovación de las empresas jóvenes y las maduras se concentran en la estrategia, los recursos, el soporte organizacional y las vinculaciones. Las empresas jóvenes siguen en mayor medida una estrategia empujada por la necesidad de fidelizar a los clientes y un vínculo más estrecho con los proveedores. Suelen tener un plantel de profesionales más limitado, lo que se ve reflejado en una menor capacitación de quienes toman las decisiones de innovación. El rol de los emprendedores junto a sus equipos en las actividades de innovación suele ser más protagónica en el caso de las firmas jóvenes las que cuentan en menor medida con áreas formales de I+D. Todo esto en línea con nuestra hipótesis 1. En cuanto a las vinculaciones, los resultados mostraron que contrariamente a lo propuesto en la hipótesis 1b, no sólo no existirían diferencias en términos de la existencia de vinculaciones entre las empresas jóvenes y maduras, sino que además las empresas jóvenes innovadoras suelen vincularse en menor medida con instituciones de CTI y universidades. Este resultado podría constituir un agravante de la menor plataforma de recursos internos de estas empresas más jóvenes al limitarse el acceso de estas empresas a las fuentes de conocimientos para seguir innovando.

Conclusiones

Los resultados permitieron identificar que la importancia de las actividades de innovación es similar entre las empresas jóvenes y maduras.

Un resultado de particular relevancia para este estudio es que la innovación se relaciona positivamente con el crecimiento empresarial. Esta relación es aún más importante entre las empresas jóvenes.

Asimismo, es interesante notar que la asociación entre innovación y crecimiento empresarial es mayor en las empresas que combinan distinto tipo de actividades innovativas, como parte de una gestión integradora, especialmente en las firmas jóvenes más dinámicas.

Por último, otro hallazgo del estudio es que, si bien la propensión a articularse con otros actores es similar en las empresas jóvenes y en las maduras, las primeras se vinculan mayormente con otras empresas. Es menos común, por el contrario, que se relacionen con las universidades y las organizaciones públicas de ciencia y tecnología, tal como ocurre en países más desarrollados, donde las firmas más jóvenes tienden a compensar las limitaciones de sus recursos internos apoyándose en estas instituciones.

Podría plantearse a modo de hipótesis que el ecosistema institucional de innovación está más preparado y/u orientado hacia las firmas maduras y estructuradas que a las organizaciones jóvenes,  que son las que tienen una mayor necesidad de apoyo externo. Para modificar esta situación se requiere de políticas públicas de innovación que fomenten el cambio institucional y el desarrollo de puentes con las firmas jóvenes.

De esta manera, los resultados confirman 6 de las 7 hipótesis planteadas en el estudio.

Para alimentar el diseño de estas políticas es necesario contar con nuevas investigaciones que permitan entender mejor las razones que explican el desacople entre las empresas jóvenes y el ecosistema institucional de innovación. Asimismo, es muy relevante entender los factores determinantes de las actividades de innovación de las firmas jóvenes y cómo estos factores acaban influyendo sobre su crecimiento, para poder diseñar incentivos más a medida de la realidad de este segmento de empresas cada vez más relevante desde el punto de vista del desarrollo.

Para acceder al estudio completo, haga click aquí.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *