Programa de Desarrollo Emprendedor

Newsletter 44 – Marzo 2015

¡Contactos, contactos y contactos!

marzo 17, 2015

A partir de un estudio realizado por dos investigadores de la Universidad de Stanford sobre networking, presentamos un resumen de los principios y prácticas a tener en cuenta para la generación de una red de contactos. Un aporte que podrá ponerse en práctica, por cierto, en el 5° Seminario-Taller a realizarse en Chile en mayo próximo.

Los investigadores Antti-Jussi Tahvanainen y Martin Steinert (Stanford University, Center for Design Research) titularon a su artículo de enero de 2013: “Network! Network! Network!”, seguramente como resignificación del famoso mantra del marketing tradicional, que propone ¡Ubicación, ubicación y ubicación! (Location, location, location!) como “los tres” principales factores para garantizar el éxito en los negocios. En rigor, claro, enfatizan la importancia decisiva de esta variable para el desarrollo del emprendimiento. A continuación, brindamos un resumen de sus conclusiones.

Principios fundamentales en la creación de redes

Las empresas y emprendedores necesitan adaptarse y aprender a explotar oportunidades a partir de contactos casuales, de modo de lograr sus objetivos planificados. Así, la explotación de la serendipia (1) requiere flexibilidad y a la vez reciprocidad.

– Serendipia: ¡Hay que estar alerta! Se debe aprovechar ese descubrimiento o hallazgo afortunado y completamente inesperado que se produce cuando uno está buscando otra cosa diferente. En el ámbito de las empresas y los emprendedores, estará en ellos aprovechar esa oportunidad espontánea y no deliberada de relacionarse con alguien que no estaba dentro de sus planes.

– Flexibilidad: Un encuentro con otra persona interesante, con quien se pueda entablar una conversación sobre una determinada idea emprendedora, puede darse por casualidad. Sin embargo, la realimentación (feedback) produce una construcción, revisión y expansión de la idea original, para desembocar en otro concepto que ninguna de las partes podría haber creado en forma independiente. En definitiva, la co-creación sólo se logra a partir de un espacio de vinculación compartida.

Cabe destacar que no todos los encuentros conducen a una colaboración concreta, sino que en el transcurso de varias reuniones -fortuitas o no-, las redes se convierten en un proceso adaptativo y de largo plazo a través del cual el valor original de una idea puede remodelarse y adaptarse al ecosistema. Por tanto, se requiere de flexibilidad y capacidad de apertura a nuevas ideas.

– Reciprocidad: La base de un encuentro al azar (serendipia) es la cultura de la reciprocidad, es decir, estar dispuestos a proporcionar apoyo a los demás como una inversión que podrían crear retornos en algún momento. Así, se construye capital social, al que se puede recurrir cuando sea necesario. El ejemplo más claro de reciprocidad del ecosistema es la cultura del Silicon Valley.

¿Cuáles son las prácticas principales para crear redes?

Las prácticas de creación de redes han evolucionado mucho en estos últimos años, junto con el progreso de los medios de comunicación, tales como la difusión y aceptación de la tecnología digital social y otros medios. Tal avance parece haber afectado de forma endógena algunos de los principios fundamentales de la creación de redes.

Algunas de las prácticas fundamentales a tener en cuenta son:

a) El aprovechamiento de los medios digitales es un factor importante que incide en la forma en que se crean las relaciones y a la vez en las oportunidades de creación de empresas.

b) A pesar de que las plataformas digitales han cambiado muchas prácticas convencionales y creado otras completamente diferentes, no han podido sustituir a las prácticas de larga data y de probada eficacia, como los espacios de foros, congresos, seminarios, entre otros.

Esta reflexión, sobre la base de la construcción de redes, plantea la importancia de ponerlos en práctica. Por tanto, los invitamos a materializar estos conceptos en el 5to Seminario-Taller para Profesionales del Ecosistema Emprendedor en América Latina a realizarse en el mes de mayo en Chile. Será una propuesta que combine no sólo networking, sino también aprendizaje y reflexión sobre la experiencia de los distintos protagonistas de los países latinoamericanos. 

(1) Se define como serendipia a un hallazgo afortunado e inesperado, que ocurre mientras se está buscando otra cosa distinta

Fuente: Tahvanainen, A. y Steinert, M. (2013) “Network! Network! Network! How Global Technology Start-Ups Access Modern Business Ecosystems”, working paper N°4 ETLA.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *