Programa de Desarrollo Emprendedor

Newsletter 74 - 2020

Los ecosistemas emprendedores de Latam ante el COVID-19: impactos y respuestas

abril 28, 2020

Ya se lanzó el Reporte sobre impactos y respuestas ante el COVID-19 por parte de los emprendedores y ecosistemas de la región. Aquí les compartimos algunos resultados de la encuesta realizada por Prodem y el BID en América Latina. Este relevamiento da cuenta del hondo impacto de la crisis generada por la pandemia. El sondeo, realizado en abril, muestra que un 53% de las empresas no está vendiendo nada, y que algo más de la mitad de los que no se habían lanzado decidieron detener el futuro negocio. Entre las instituciones, sólo el 25% es optimista.

Durante la primera quincena de abril, el Prodem y el BID llevaron adelante una amplia encuesta referida al impacto del Covid-19 y la consiguiente pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud, que implicó estrictas medidas de confinamiento e interrupción de actividades en numerosos países del globo.

Puntualmente, el relevamiento entre emprendedores y empresas jóvenes fue respondido por 2232 casos, que provenían de 19 países de Latinoamérica. Un 58% de ellos tenían hasta tres años de vida y eran definidos como emprendedores, mientras que empresas jóvenes (de tres años o más) eran el 42% restante. En cuanto a los sectores, un 37% eran de servicios, un 18% de sectores tecnológicos, un 16% industriales y 15% de comercio. Respecto de las instituciones del ecosistema, hubo 429 respuestas de 18 países de Latam. Un 47% de los participantes eran instituciones de apoyo (compuesto a su vez por un 24% que incluía a incubadoras, aceleradoras, company builders y co-works, y un 23% bajo la categoría “otras”), un 24% universidades y un 16%, del gobierno.

Ventas, ánimo y perspectivas

Un 83% de todos los consultados (sumando emprendedores y empresas jóvenes) dicen estar sufriendo un gran impacto en ventas, con un 53% que denuncian directamente no estar vendiendo nada.

Del mismo modo, 75% afirma sufrir mucho en su producción, con un 44% que cesó de producir por completo. Consecuentemente, 84 de cada 100 firmas responde que vive un gran impacto en su flujo de fondos.

Además, la mitad exacta de los que aún no habían arrancado con su operatoria, detuvieron por completo la puesta en marcha.

Respecto de cómo observan el presente, dos de cada tres encuestados en las firmas eligieron la opción “desánimo”, y para el futuro inmediato (un mes), un 57% prevé que su actividad cesará o caerá significativamente. Y cuando se les pregunta por la supervivencia, un 59% afirma que podrá aguantar hasta 60 días, pero el 30% dice que su horizonte de vida empresarial, en un marco como el de la pandemia y el confinamiento, es más corto aún: 30 días.

Instituciones, con papel pobre

Preguntados por los actores clave que están ayudando en esta crisis tan aguda, tres categorías son las principales, por lejos: “solamente el equipo interno” lidera las respuestas, con casi 60%, a lo que se suman “familia o amigos” (casi 40%) y “colegas empresarios” (algo más del 20%).

Muy atrás, sin embargo, aparecen mencionadas las organizaciones del ecosistema: el Gobierno y los mentores rondan ambos el 15%, y luego en orden decreciente las “asociaciones empresarias”, las “incubadoras o aceleradoras” y los inversores. Las tres rondan apenas el 10% como apoyos cruciales en estos tiempos de caída abrupta.

Las organizaciones, según ellas mismas

Desde las organizaciones del ecosistema de Latinoamérica, dos tercios de ellas detuvieron o redujeron mucho su trabajo. Y apenas una cuarta parte es optimista respecto de recuperar pronto sus niveles de actividad.

Al momento de señalar sus problemas principales, los ordenan del siguiente modo: un 68% menciona la “falta de servicios apropiados para las necesidades de los emprendedores en la emergencia”, el 64% habla de la “incertidumbre sobre su funcionamiento futuro” así como de una “caída significativa de sus fuentes de financiamiento”, mientras que la mitad está preocupada por la “caída anímica en sus equipos”.

El teletrabajo y sus ruidos

Respecto del vínculo online, tres de cada cuatro instituciones implementó actividades virtuales con los emprendedores, pero pese a ello declaran diversos problemas para consumarlas con éxito. Más de la mitad dice que hay una mala calidad de Internet entre los emprendedores, y luego en forma decreciente mencionan la falta de experiencia en los recursos humanos para teletrabajar, problemas con el software y la mala calidad de la conectividad online en la institución.

Las demandas de los emprendedores

Al momento de listar los principales requerimientos de los emprendedores en la crisis generada por la pandemia, la encuesta del Prodem marca los siguientes puntos: Capital semilla para sostener la actividad emprendedora (80%), Postergación del pagos de impuestos (79%), Refuerzos para capital semilla ya otorgados (72%), Créditos para capital de trabajo (71%), Cofinanciación de salarios (70%), Compras del Estado para sostener la actividad (63%) y Reducción de tarifas de servicios (62%).

2 comments
  1. Como siempre un gran aporte del PRODEM a los Ecosistemas Regionales, aportes útiles para las definiciones de programas de apoyo a las MIPYME y emprendedores.....Gracias

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *