Programa de Desarrollo Emprendedor

Newsletter 38 – Agosto 2014

“El desafío, al fomentar un ecosistema, es que las partes descubran que sus propios intereses se fortalecen al colaborar con los otros”

agosto 7, 2014

El profesor del Babson College desgrana diferentes principios clave para construir un ecosistema emprendedor. También advierte sobre los mitos y los malentendidos sobre el significado del emprendimiento, y sobre los caminos para fortalecerlo.

1) De acuerdo a tu experiencia, ¿cuáles son los principios más importantes que deben considerarse, si se apunta a fomentar un ecosistema emprendedor?

Se trata de actividades complejas de largo plazo. Primero, el fomento del ecosistema emprendedor es un largo proceso educativo de numerosos actores con perspectivas distintas y objetivos diferentes. Esta es una de las razones por las cuales yo lancé BEEP y otros programas en Babson. Parte de esa educación es el uso correcto del mismo lenguaje. Así, trato de animar a las personas a evitar el uso de términos tales como construcción, construir, crear y establecer cuando nos referimos a un ecosistema emprendedor. Yo trato de utilizar palabras como catalizar, fomentar, facilitar, acelerar y cultivar. Esas palabras transmiten nuestras intenciones y comprensión del tema, y la guía de nuestras acciones.

En segundo lugar, nadie tiene la responsabilidad de un ecosistema, sino que éste opera en base a la interacción de sus partes. Por ejemplo, los inversores invierten porque vale la pena (en sus propios términos). Los bancos prestan porque vale la pena (en sus propios términos). Los educadores educan porque vale la pena (en sus propios términos). Por ello, el desafío para cualquier actor, al tratar intencionalmente de fomentar un ecosistema, es ayudar a las partes a descubrir que sus propios intereses se fortalecen al colaborar con los otros. Esto implica el tercer principio: el ecosistema es más que una suma de las partes, es su interacción.

Otro principio es conseguir la alineación de los actores en torno al tipo de emprendimiento que genere efectos positivos sociales y económicos. Confundir emprendimiento con nuevas empresas, tecnología, autoempleo y pequeñas empresas es un error de política. El emprendimiento de rápido crecimiento es aquel que crea efectos sociales y económicos. Las empresas de rápido crecimiento pueden estar en cualquier sector y tener cualquier edad, no son simplemente startups en etapas más avanzadas o impulsadas por la tecnología.

Un quinto principio es comprender que, para que el ecosistema emprendedor sea auto sostenido, los diferentes actores deben derivar sus beneficios para sí mismos en sus propios términos. Las universidades deben generar mejor investigación y reclutar/ atraer a los mejores profesores y estudiantes, las empresas deben ser más competitivas, el gobierno debe crear puestos de trabajo y generar ingresos fiscales, los inversores necesitan generar mejores retornos en sus inversiones. Estos últimos no necesitan crear empleo y el gobierno no necesita obtener rentabilidad de sus activos.

El sexto y último principio es que existen muchos mitos y malentendidos acerca del camino crítico para fortalecer el emprendimiento. Uno de ellos es que las regulaciones o los impuestos “discriminen” a favor del emprendimiento, para que estos se potencien. Yo no pienso que haya evidencia sobre esto. Y, en rigor, si entendemos que el crecimiento es el objetivo, entonces el crecimiento trae consigo sus propias recompensas.

2) El término “Ecosistema” incluye dos partes: “eco” y “sistema”. “Eco” refiere a una dinámica particular basada en la espontaneidad y “sistema” se relaciona con la existencia de algunos nodos y sus relaciones. En algunos países en desarrollo el problema es la falta de masa crítica, la debilidad de los actores y la virtual inexistencia de algunos de ellos. ¿Qué acciones podría sugerir para este tipo de entornos? ¿Es siempre posible construir un “ecosistema” o son necesarios algunos prerrequisitos? En ese caso, ¿cuáles serían esos prerrequisitos?

En relación al ecosistema emprendedor referido, y en esas regiones donde las instituciones básicas o infraestructura (ejemplo, electricidad o conectividad de banda ancha) están perdidas, es difícil fortalecer el ecosistema, y probablemente es ineficiente el uso de los recursos. Sería mejor que los líderes del sector público y privado focalizaran sus esfuerzos en la creación de instituciones y gobernanza, y eliminar obstáculos para el crecimiento de empresas. Algunas de las prioridades en infraestructura, política e inversiones institucionales para las naciones y regiones incluyen: reforma de las metodologías para el cierre o la quiebra de empresas; aumento de la simplificación  administrativa; más flexibilidad laboral; redes de banda ancha fiables; reformas fiscales, entre otros. Hay muchos más (por ejemplo, un proceso gubernamental digno de confianza), pero los mencionados son los que tienen una prioridad muy alta.

3) De acuerdo a su perspectiva, ¿cómo podrían las grandes empresas relacionarse con el ecosistema y su desarrollo? ¿Qué podría hacerse?

El principio del ecosistema emprendedor es que las partes interactúan unas con otras para su beneficio propio. En términos de corporaciones o grandes empresas, cuando ellas “descubren” que la interacción con empresas (no necesariamente nuevas empresas) los beneficia y ayuda a ser competitivos globalmente, invertirán en ellas. “Ayudar a emprendedores” no es probablemente una motivación sostenida para las grandes empresas. Además, todo lo que he leído e investigado sobre el tema sugiere que las grandes empresas y empresas de rápido crecimiento ocurren en las mismas regiones al mismo tiempo y no son mutuamente excluyentes. Se necesitan las unas a las otras. Eso no significa que ellos quieran necesitarseentre sí, pero lo hacen. Nosotros hemos hecho varios talleres exclusivamente para CEOs de corporaciones, tanto públicas como familiares, y ellos han sido muy receptivos en ese punto.

4) ¿Cuál es el principal desafío/ obstáculo que Ud ha encontrado en su experiencia al intentar construir un ecosistema? ¿Como lo ha tratado?

Existe un buen número de obstáculos, pero si tuviera que resumirlo en unas pocas oraciones, diría que los mayores problemas incluyen los mitos que nuestra profesión ha adquirido, por parte de los líderes sociales, acerca de las necesidades del emprendimiento. Las nuevas empresas no conducen al desarrollo económico, sino que el crecimiento del emprendimiento lo hace. Las incubadoras no están en el camino crítico. Sólo un porcentaje muy pequeño de personas debería tratar de ser emprendedor, y la mayoría debería focalizarse en la obtención de habilidades que impulsarán las necesidades de capital humano de las empresas. Dicho esto, un gran obstáculo es la falta de alineación entre los líderes sociales sobre el significado del emprendimiento. Algunos lo ven como trabajo por cuenta propia, otros como innovación, otros como la propiedad de una pequeña empresa. Yo creo que el emprendimiento es la creación y captura de valor extraordinario. Eso significa que todo el emprendimiento lleva hacia el crecimiento. Cuando nosotros definimos emprendimiento de la manera correcta, el fomento continuo sobre eso se convierte en un problema manejable en tan sólo unos años.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *