Programa de Desarrollo Emprendedor

Newsletter 6 – Mayo 2011

Intervención y actividades críticas, por Pablo Angelelli, del BID

mayo 31, 2011

Resumimos acá algunos aportes de la participación en el 1er. Seminario-Taller de Pablo Angelelli, especialista del Banco Interamericano de Desarrollo.

En el marco del 1er. Seminario-Taller para Profesionales del Ecosistema Emprendedor en América Latina, Pablo Angelelli, especialista senior en Ciencia y Tecnología del Banco Interamericano de Desarrollo, disertó sobre “Herramientas para el diseño y la evaluación de intervenciones para fomentar el emprendimiento”.

Durante su presentación, Angelelli planteó el ciclo de una intervención de fomento del emprendimiento, contemplando el proceso de creación de empresas desde la mirada del Sistema de Desarrollo Emprendedor (Kantis y otros, 2004). En el siguiente gráfico se ilustran los aportes del expositor en relación a las actividades críticas en cada una de las etapas para las instituciones.

El ciclo de la intervención

Fuente: Angelelli, 2011

Como se expone en el gráfico, para las instituciones es muy importante no saltear etapas ni dejar de contemplar actividades críticas en cada una de ellas. Esto es algo que no siempre se ve en las experiencias concretas, ya que por la propia dinámica y velocidad en la creación de los programas y de las instituciones, y dada la urgencia de mostrar impacto rápidamente, en ocasiones se omiten actividades críticas. En particular, la necesidad de desarrollar un diagnóstico inicial es crítica no sólo para el diseño (el “qué”) sino también para su implementación (el “cómo”). De acuerdo a la recomendación del experto, es importante que no sea simplemente una descripción del problema, sino que contenga análisis y presente causas solucionables a través de la iniciativa que se intenta desarrollar.

En paralelo, Angelelli presentó un conjunto de objetivos, productos y actividades típicas para fortalecer las distintas etapas del proceso emprendedor, herramienta que ayuda a ordenar los servicios y actividades en función de los objetivos que tienen las instituciones y del grado de desarrollo empresarial de su población objetivo. Ello puede verse en el siguiente gráfico:

Fuente: Angelelli, 2011

Un aspecto clave que destacó Angelelli en su presentación es la importancia de implementar acciones de seguimiento de los objetivos planteados. El monitoreo de los indicadores previamente planteados como resultados esperados, explicó, es muy importante para poder hacer correcciones sobre la marcha. Y enfatizó la importancia de que estas actividades permitan reflexionar sobre la eficacia de las intervenciones y den lugar a un proceso de aprendizaje institucional. Las ventajas de contar con este tipo de actividades, según el experto del BID, son múltiples: permite la mejora en tiempo real del programa, incrementa el acervo de conocimientos institucionales, potencia las capacidades de los recursos humanos, da buena “accountability” de lo que se hizo y del impacto que ha tenido el programa y, por último, genera información para la toma de decisiones.

Finalmente, el experto hizo hincapié en la importancia de generar sistemáticamente evaluaciones de impacto de los programas de apoyo, de modo de obtener información y seguir la evolución desde el inicio del programa. Se busca, así, mostrar la causalidad, es decir, reflejar que los cambios verificados en la población objetivo han sido causados por la intervención. Además, explicaba Angelelli, es necesario que de la evaluación se puedan contrastar los resultados con y sin programa de apoyo, de modo que de allí puedan surgir reflexiones en torno a su efectividad como estrategia de intervención.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *